44.67 F
New York
noviembre 27, 2022
Opinion

Colapso en el Banco de Venezuela: ¿y si usamos bitcoin?

Hechos clave:
  • Bitcoin no depende de una entidad central, a diferencia de los bancos.

  • Aunque bitcoin es una solución, todavía no es un escape total.

Ayer le hice a algunas personas una simple pregunta: ¿cada cuánto tiempo deberías tener acceso a tu propio dinero? La respuesta fue exactamente la esperada, por unanimidad: «todo el tiempo».

Para entonces, el Banco de Venezuela, una de las principales entidades bancarias venezolanas, había alcanzado casi 5 días con su sistema fuera de servicio. Los afectados, millones de personas que no podían hacer el más mínimo pago o hasta recibir dinero en sus cuentas. Hay quienes denunciaron incluso que, tras el restablecimiento del sistema, les faltaba dinero.

Yo no podía sino preguntarme cuántas emergencias estarían quedando desatendidas en ese contexto, cuántas medicinas sin comprarse, mercados que no se pudieron hacer, cuántas emergencias médicas, traslados no cubiertos o hasta pagos de todo tipo de servicios.

Lo normal en Venezuela es que la gente tenga cuenta en más de un banco, además de que los dólares en efectivo circulan cada vez más. Pero no es que no existieran personas con sus pocos fondos en el Banco de Venezuela, entidad estatal con la mayor cartera de clientes del país: unos 14 millones de personas según declaraciones oficiales del año 2020.

En esa institución se pagan pensiones y salarios de gran parte de la administración pública, por ejemplo. Y toda esa gente, desde la noche del miércoles, no podía usar su propio dinero. La única respuesta de la página del banco era un intento fallido de acceso. Los puntos de venta, rechazando transacciones a diestra y siniestra. Mientras tanto, la institución no daba respuesta hasta que sacaron una serie de escuetos comunicados. Estaban trabajando para resolver el problema, decían. Según ellos, se trataba de un hackeo.

El Banco de Venezuela alegó que se trataba de un ataque a sus sistemas. Fuente: Twitter.

Lo cierto es que da lo mismo si fue un hackeo, un ataque con explosivos a sus servidores o simple negligencia: lo más importante, la lección aprendida, es todo lo que puede salir mal cuando dependes de una instancia, con un punto único de fallo, para la gestión de tus propios fondos. Es como guardar dinero en el colchón de otro.

Tu dinero en tu colchón (y con respaldo)

¿Qué pasaría si tan solo existiera una opción para no estar a merced de un banco? Hoy fue el de Venezuela, pero cualquiera puede parar tu actividad económica con tan solo un botón mientras el dinero no esté en tus manos, sino en sus servidores.

Esa opción de salida existe, la creó hace unos 12 años Satoshi Nakamoto, que nadie sabe quién fue o quién es. Y tampoco importa. No importa porque la red no depende de él ni de ninguna otra persona en particular: la red Bitcoin está distribuida en más de 11.600 nodos (computadoras, teléfonos, dispositivos al servicio de esa red) alrededor del mundo.

Tanto la contabilidad, el historial de toda la red, como la generación de los nuevos bitcoins y la confirmación de las transacciones (trabajo que hacen los mineros) están distribuidos en miles de equipos en el mundo. Si falla uno, o incluso una gran cantidad de ellos, la red sigue andando con el resto.

La red Bitcoin está distribuida en más de 11.600 nodos en el planeta. Fuente: BitNodes.

¿Y si mi monedero o exchange se quedan con mi dinero? Eso podrías preguntarte también. Ahí está la magia. Que siempre que no utilices servicios centralizados (que también los hay asociados a bitcoin, aunque no son propiamente la red Bitcoin), el dinero estará siempre en tus manos.

Con un monedero que te permita gestionar tus llaves privadas (una especie de clave única asociada a tus monederos y direcciones), el control será tuyo. Incluso si el proveedor de tu monedero falla, si la aplicación dejara de funcionar súbitamente, tus llaves privadas te permitirán recuperar tu monedero y tus fondos en otra aplicación. No dependes de que Samourai, Green o Bitcoin Wallet, por nombrar algunas, funcionen y te den soporte. Con los bancos, no pasa igual.

¿Hay salida completa del sistema de los bancos?

Lamentablemente, la respuesta es no. Pongo mi propio ejemplo: yo cobro por mi trabajo en bitcoin e intento usarlo en la medida de lo posible sin pasar por dinero fíat, sea dólares o bolívares (moneda de Venezuela).

Pero resulta prácticamente imposible no pasar por los bancos: aunque en Venezuela se mueven dólares en efectivo con mucha regularidad, no abundan las opciones para cambiar bitcoin por efectivo de forma expedita y segura. En Caracas hay un par de cajeros de bitcoin, pero solo sirven para comprar y no expenden billetes. Y en el resto de localidades, mucho menos que eso.

Por otra parte, son realmente pocos los negocios que aceptan bitcoin, aunque parecen aumentar a un ritmo sostenido. Ya es posible hacer mercado en algunos establecimientos, farmacias o restaurantes y hasta el sector inmobiliario se ha ido sumando. Pero no es posible cubrir todos los aspectos de la vida de esta forma, de momento.

Esta imposibilidad no existe solo en Venezuela. Ese es el panorama en el mundo entero. Y, en algunos casos, incluso peor, con mucho menos acceso, conocimiento y adopción de bitcoin que el país suramericano.

Mientras tanto, el único escenario en el que pareciera posible es el caso de El Salvador, donde hace poco más de dos semanas se adoptó BTC como moneda de curso legal. Y, aun así, la aceptación de la criptomoneda se ha ido generando de forma gradual.

¿Será posible escapar de los bancos una vez que todos los comercios, negocios y servicios se puedan pagar con bitcoin en el país centroamericano? Habría que esperar y ver. ¿Te quedaste sin mover tu dinero por la caída del Banco de Venezuela? La solución ya existe, pero tardará en ser masiva.


Descargo de responsabilidad: Los puntos de vista y opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autor y no necesariamente reflejan aquellas de CriptoNoticias.

Fuente: Criptonoticias

También te puede interesar

Un ciudadano ruso enfrenta cargos de fraude en EE. UU.

Franciso Hilario

Las grandes corporaciones no emularán la compra de BTC de Tesla

Franciso Hilario

Tony Hawk me enseñó que el skate y Bitcoin no son diferentes

Adriana Delgado

La evolución de las Redes Descentralizadas de Oráculos y los contratos inteligentes híbridos

Sebastian M.

Opinión: 2022 es 2018 de nuevo para Bitcoin

Franciso Hilario

Se necesita una capitalización de mercado de 2TUSD para un ETF de BTC

Franciso Hilario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más